CONSEJOS

No utilices jamás lejía.
No dejes nunca una pieza vacía sobre el fuego.
Lava siempre las piezas después de cada uso.
Seca siempre las piezas.
Si cocinas con gas, evita que la llama sobresalga por los laterales de la olla.
Para lograr la MÁXIMA EFICIENCIA TÉRMICA de la pieza, asegúrate que el tamaño del fuego no excede del diámetro del fondo de la olla que estás utilizando.
Si la sal vertida se acumula en el fondo de la olla puede provocar la formación de picaduras de corrosión. En ese caso, aconsejamos esperar a que hierva el agua para añadir la sal con el fin de facilitar su disolución y evitar así la acumulación de sal en una zona localizada.
Pasa un paño humedecido en vinagre por el interior de la pieza, después lava bien toda la pieza con agua caliente y detergente líquido suave, usando una esponja o paño de cocina para eliminar los aceites de fabricación y compuestos de pulido. Aclara con agua limpia y seca inmediatamente con un trapo. Esto evitara la aparición de manchas calcáreas en un futuro.
Pase por el interior de la pieza un paño o esponja con vinagre, y después aclare y seque. Esto evitara la aparición de manchas calcáreas en un futuro.
El fuego

Cocina siempre a fuego medio o bajo, el sobrecalentamiento puede causar una decoloración tipo arco iris y daños en la superficie del acero.

Utensilios

Usa únicamente utensilios de madera, nylon, plástico o silicona para evitar ralladuras.

Lavado

Lava en agua caliente jabonosa después de cada uso, enjuaga bien y seca inmediatamente con un paño suave para obtener los mejores resultados de tu olla.

Enfriamiento

Deja siempre enfriar tus ollas y sartenes antes de lavar, sumergir una olla caliente en agua puede causar deformaciones.

Productos de limpieza

NO UTILIZAR productos de limpieza para el horno u otros que contengan lejía con cloro o cualquier otro agente abrasivo, ya que atacan el pulido del acero.

Se quema la comida

Cubrir de agua la zona quemada, verter un poco de detergente y hacer hervir 10 min. A continuación lavarla frotando con una esponja o cepillo suave.

Se derrama aceite, leche, etc.

Limpiar las piezas exteriormente antes de volver a colocarlas al fuego.

Te olvidas una pieza en el fuego, y la encuentras muy caliente

NO LA ENFRÍES BRUSCAMENTE CON AGUA FRíA, déjala que se enfríe lentamente.

Quedan manchas calcáreas

Si la pieza es brillante utiliza un abrillantador para acero inoxidable como Sidol, Netol y antes de volver a usarla, lávala como si fuera nueva. Si la pieza es mate, trátala con un estropajo enjabonado y lávala normalmente.

Has dejado enfriar la pieza con la tapa puesta y no la puedes destapar

Calentar la pieza a fuego lento y en cuanto notes la tapa templada, se puede destapar sin esfuerzo.

La pieza se vuelve amarilla o azul al quedarse en el fuego sin líquidos o alimentos

Lleva a ebullición 4 partes de agua con 1 de vinagre en la pieza a limpiar, déjalo enfriar y lávala normalmente.